La Pequeña ciudad de P.

La Pequeña ciudad de P.

domingo, 27 de abril de 2014

Paseamos por ArtsLibris



Un año más la unidad móvil de la Pequeña Ciudad se desplazó al Arts Santa Mónica para asistir al Festival Internacional de la Edición Contemporánea; por cierto, qué pedazo de cartel y qué catálogos más súpermini los de este año ¡Bravo!

Este año el festival centraba su temática en la música, con una planta dedicada a sellos y editoras orientadas en su mayoría a la autoedición. En las plantas baja y primera, un sinfín de expositores del mundo de la edición y el arte: galeristas, editoras, libros objeto, libros de fotografía... y Max, siempre Max. con ed. La Cúpula, con el mapa conceptual de Bardin o los carteles de Kiko Veneno, Santiago Auserón o Comelade.

Descubrí los los libros de AMBruno (un colectivo de Londres), los Rosachillón o los de Blind Books. También estaban viejos conocidos como Círculo de Arte con su tomos espectaculares de Lubok, Tinta Invisible con una bolsa de América Sánchez que quita el sentío, El Naufraguito, los libros de fotos de Steidl y y y Gustavo Gili con primicia mundial-total para la galaxia de fanáticos del álbum ilustrado. Atentos y atentas...


Catálogos y programa de ArtsLibris 2014

Bolsa de América Sánchez para Tinta Invisible Edicions

Mapa conceptual del mundo Bardín. Max, Panòptica Ficció.

Y la primicia-mundial total para híper fanáticos del álbum ilustrado & diseño es...

Las Alfazetas. Shirley Glaser; il. Milton Glaser. Barcelona: GG, 2014

Sí, sí, las Alfazetas ya están aquí. Otro imprescindible del diseño y los álbumes en la colección Los Cuentos de la Cometa de GG. En mayo en las librerías amigas ¡No se peleen! hay para todos.

Y hasta aquí la crónica. Más, abajo:

En tierra de Guthrie

When the sun came shining, and I was strolling
And the wheat fields waving and the dust clouds rolling
A voice was chanting, As the fog was lifting,
This land was made for you and me


Y allí en la tierra que Guthrie reclamaba para el pueblo, plantó su hogar literario: Una casa de tierra

Una casa de tierra. Woody Guthrie; ed. e intr. de Douglas Brinkley y Johnny Depp. Barcelona: Anagrama, 2014

O lo que es lo mismo, la ansiada y múltiples veces soñada casa de ladrillos de adobe, levantada en pleno corazón del Dust Bowl americano. Esta casa de letras era el remedio contra las inclemencias sociales y meteorológicas que azotaban las llanuras y a las gentes de Texas, Oklahoma, Kansas... Corrían los años 30, se padecían los efectos de la Gran Depresión y las tormentas de arena junto con la sequía empobrecían el terreno y asfixiaban a los habitantes del las áridas tierras del pandhandle. Para entonces Woody luchaba contra las zarpas del poder con tan sólo una guitarra y un sinfín de palabras que describían la opresión a la que sus gentes, su pueblo era sometido.

Si la guitarra fue una máquina para matar fascistas, Woody Guthrie se definía a sí mismo como una máquina de esperanza; sus diarios, canciones, cartas, sus novelas ( Rumbo a la gloria y ésta que nos ocupa, finalizada en 1947 y no publicada hasta 2013) o sus pequeñas viñetas y acuarelas son muestra del realismo rural y la protesta proletaria, algo que ya habían hecho artistas como Charles Chaplin en Tiempos modernos o Grant Wood y su popular pintura Gótico americano (1930).

Woodie Guthrie era un tipo que medía 1,65 m, de pelo hirsuto y cara ladeada (siempre con la barbilla alzada) portaba un incombustible cigarro de liar entre sus labios. Aunque pequeño, el legado dejado tras su marcha- murió víctima del huntington a los 55 años- es inmenso, de valor incalculable y actualmente repartido, catalogado y custodiado por la Biblioteca del Congreso y el Smithsonian; pocas veces los americanos pueden hablar de historia & dignidad en la misma oración, Una casa de tierra es sin duda uno de esos momentos.

Una casa de tierra. Woody Guthrie; ed. e intr. de Douglas Brinkley y Johnny Depp. Barcelona: Anagrama, 2014

Por cierto, la cubierta de esta joya literaria es una fotografía de Pete Ryan (fotógrafo del National Geographic) que muestra una casa de madera a punto de derrumbarse "¡Muérete! ¡Caéte! ¡Púdrete!"; una casa similar a la que da la bienvenida a Far out isn´t far enough, la biografía de Tomi Ungerer (es similar a la casa de Nueva Escocia, ¿no?) otro genio con "los pies en la tierra" que al igual que Guthrie plasmó en su obra el espíritu de lucha y dedicó un tiempo de su vida al diseño de carteles (Tomi para campañas publicitarias y revistas y Woody para el C and C Market).

Una lectura más que necesaria, de las que obligan al lector a poner los pies en el suelo.


Más sobre Guthrie, la tierra y el adobe:

lunes, 21 de abril de 2014

Adiós Gabo

El taller de las mariposas. Gioconda Belli; il. Wolf Erlbruch. Bárbara Fiore, 2004


Por eso de esfumarse, de escapar de la jaula, hace unos días que abandoné la metrópoli. La euforia del la partida y los preparativos me mantuvieron completamente alejada de crónicas, y así, sin conocimiento alguno de lo acaecido en el día, dejé la ciudad. El asfalto ya daba atisbos de primavera, las amapolas pintaban de rojo los márgenes de la huida y al fondo del camino el cielo desaparecía en medio de un tupido papel pintado de hojas de haya y encina. Todo parecía ir bien, según lo previsto.

La mañana del primer día de paraíso me trajo una compañía inesperada: las mariposas de Mauricio Babilonia. Allí estaban, no eran flores, eran mariposas y aquello no era Macondo.

Gabriel García Márquez se había ido, pero no sin antes regalarme un cuento mágico, uno de un almuerzo con mariposas amarillas.

Adiós Gabo. Voy a extrañarte.



martes, 15 de abril de 2014

Thomas Lamadieu: el cielo por lienzo

Los muros, además de ser elementos fundamentales en arquitectura, son una suerte de vocero del pueblo, un tablón en el que muchos artistas dejan sus mensajes para que el resto de ciudadanos los disfrute de manera democrática. En ocasiones las piezas que recogen estos lienzos de gran formato saturan el espacio urbano y es necesario respirar, tomar aliento, coger aire... en definitiva, mirar al cielo para descongestionarse.

Eso es lo que ha hecho Lamadieu, huir por las alturas buscando nuevos lienzos en blanco, zonas poco saturadas donde dejar su impronta artística, ¿y sabes a dónde ha llegado? al cielo, como los pájaros, las nubes y las estrellas. Thomas Lamadieu y su SkyArt, una manera diferente de ver las cosas y mostrarlas a los demás que auna la fotografía, la arquitectura y los espacios abiertos, en este caso el cielo. Él lo describe así:


"My artistic aim is to show a different perception of urban architecture and the everyday environment around us, what we can construct with a boundless imagination"​

Así que ¡al cielo con sus pinturas! levantemos el vuelo y conozcamos su propuesta. ¡Despegamos!

Thomas Lamadieu

Thomas Lamadieu

A que ahora ya lo veis claro, claro como el cielo o lo que es lo mismo el SkyArt de Thomas Lamadieu, un joven artista francés que se vale de las líneas del pasaje urbano y del cielo donde culminan todas estas proyecciones arquitectónicas para pintar curiosos y enormes personajes como los que habéis visto. Entre las ciudades retratadas: París, Hamburgo, Aviñón o Praga, algunas de las seleccionadas como lienzo para plasmar su arte de altos vuelos dentro de una colección llamada Roots Art. Una muestra...


Thomas Lamadieu


Thomas Lamadieu

Thomas Lamadieu

Thomas Lamadieu

Thomas Lamadieu


Además del SkyArt, Lamadieu realiza otras particulares composiciones a partir de fotografía aérea que se él denomina Sky Visión. Con ellas monta una especie de collages cuyo eje principal es la reiteración de elementos de arquitectura- colocados a modo de figura caleidoscópica-. El resultado de estos montajes fotográficos es alucinante, no los pierdas de vista.
Así que ya sabes, si eres ilustrador, street artist o simplemente te gusta pintar a lo grande, mira al cielo con otros ojos porque a partir de este post la bóveda celeste será un nuevo papel en blanco al que poner color. 

viernes, 11 de abril de 2014

Adiós Treme, arrivederci Prima

Hay canciones que van indisolublemente unidas a escenas, a imágenes con las que siempre evocas recuerdos. Este es el caso de Treme y una de las miles de canciones fantásticas que sonaron durante sus cuatro temporadas: Buona sera signorina, un clásico de 1956 del rey del swing, Mr. Louis Prima





Treme es uno d los barrios históricos de New Orleans, una pequeña babel en la que el engranaje de culturas funciona con la precisión de un reloj suizo gracias a la música. Todo lo que allí ocurre al margen de esto es desolador: corrupción, violación de derechos, abandono por parte del gobierno y un montón de problemas propiciados por el afán de codicia de unos y las terribles inundaciones que el huracán Katrina provocó en 2005.

Desde la cabecera hasta el concierto que cierra la serie, todos y cada uno de los momentos que nos ha dado Treme, han estado inundados de música- por terrible que parezca la metáfora-; desde los créditos con las marcas de moho en la pared de las casas inundas en las que suena Down in Treme de John Boutte, a la lírica étnica de los Indian Red y sus ensayos de Mardi Grass, sin olvidar el más que variado repertorio radiofónico de DJ Davis Mcalary cantando endiablado Shame, Shame Shame!! ¡Qué delirio!






Como no podía ser de otra manera, Treme también tiene un vínculo especial con la ilustración y por tanto una referencia ineludible que no debía obviar en este post, y es que a propósito de Louis Prima, protagonista principal de la época dorada del swing, nos llega esta imagen.

Call of the wildest. Louis Prima. Columbia Records, 1957

Pues sí, esta super ilustración cartoon-cartoon estaba colocada en la funda del vinilo Call of the Wildest de Louis Prima, un disco de canciones bailongas que Columbia Records produjo en 1957. El cover es un diseño de un tal Don Kapp, del que no he encontrado ni rastro, pero lo importante es lo importante, quédense con la ilustración, una alegoría fantástica de cualquiera de las bandas de calle que atravesaban Treme capitaneadas por el magnánimo Antoine Batiste.

A mediados de los 50 las fundas y cubiertas de los discos de vinilo venían vestidas de alta costura gráfica gracias a genios como Alvin Lustig o James Flora. Don Kapp era de la época y su ilustración era más del estilo Flora que del de Lustig, muy propia de los cartoons de la época. La parte frontal de la cubierta es para morir: Prima cantándole a un reno, o mejor dicho, a la cabeza de un reno...en fin, si la curiosidad les puede, abajo encontrarán el enlace para disfrutarla.

Hasta aquí el capítulo de cierre y homenaje a una de las series favoritas de la Pequeña Ciudad, un pequeño tributo a la música & músicos y sobre todo a Treme.



miércoles, 9 de abril de 2014

Arts Libris 2014

En dos semanas se celebrará la fiesta grande del libro y el panorama editorial: Sant Jordi  y ya empiezan a conocerse algunas de las convocatorias habituales de la fecha. Es el caso de Arts Libris, Feria Internacional del Libro y Ediciones de Arte, Fotografía y Diseño de Barcelona, que ya va por su quinta edición y este año centra su atención en el tema de la música. 

El cartel del 2014, edición de lujo a cargo de Max en colaboración con Bildi Grafiks. Ahí va.

Cartel Arts Libris 2014. Barcelona, 23-27 de abril

El cartel diríamos, tiene su aquel, sí, no es una ilusión óptica ni un problema de la pantalla. Escuchen al propio Max y lo comprenderán todo: "Y no, no hay que ponerse gafas 3D para verlo, es solo un desregistro de imprenta simulado."

En Arts Libris te encontrarás con libreros, editores, galeristas y artistas, además este año el colofón a la feria será musical y lo pondrá el mismísimo Santiago Auserón, así que ya saben, empiecen a organizar su agenda para estos días y sobre todo, no olviden mineralizarse y vitaminizarse.


martes, 8 de abril de 2014

Texturas Takemasa

Ryo Takemasa es un joven ilustrador japonés. Trabaja desde Tokyo en el campo del diseño editorial y la ilustración, motivo por el que en 2012 se encontraba en la lista de seleccionados de la Mostra degli Illustratore de Bolonia. Carteles, ilustración para revistas y cubiertas son algunas de las disciplinas en las que Ryo se mueve como pez en el agua. Aquí dejo una perla, una pieza gráfica delicada y bella, de esas que permanecen en la memoria para los restos, al menos para la mía.


Ryo Takemasa


Ryo Takemasa

Kenpo es sólo una de las revistas a las que Takemasa ha dado cuerpo con sus ilustraciones. Todas las cubiertas del magazine son similares a ésta en cuanto a texturas, paletas suaves y patterns ¡Son increíbles! no gritan, son tranquilas, pero te obligan a detener tu mirada y dejarte llevar, te hacen entrar hasta la pista central de la ilustración; el aire de ese bosque y esas montañas llega hasta la cara del lector.

En su portfolio también cuenta con ilustración de libros infantiles, entre ellos un pequeño manual ilustrado para dar medicinas a los niños. Fantástico.

Para terminar, una pequeña recomendación: ¡Váyanse a Japón! navegando, claro, y disfruten de un paseo por su galería de trabajos, les aseguro que el viaje habrá merecido la pena.
Ryo y más Ryo:

sábado, 5 de abril de 2014

Alessandro Sanna, el hombre de las mil muecas

Alessandro Sanna es a las muecas lo que Lon Chaney fue a las caras. Las muecas, eso que la RAE define como una "contorsión del rostro, generalmente burlesca", son algo más, son las herramientas de un lenguaje universal que nos permite comunicarnos y entendernos de manera global con tan sólo unos cuantos gestos, pequeños movimientos musculares que son capaces de hablar de nuestro estado de ánimo, nuestro pensamiento o emociones.

Flora Davies dice que el hombre es capaz de hacer hasta 25 mil gestos diferentes, no sólo muecas, también cuentan los movimientos de manos, brazos, ceños fruncidos, miraditas... y afirma además que sólo la mínima parte de los mensajes que percibimos llega a través de las palabras.

Alessandro Sanna nos regala 52 de estas miles de muecas en ABC di boccacce, un abecedario en acordeón de 8 m y medio en el que retrata a 26 niños (uno para cada letra en mayúscula y minúscula). Una letra en la boca de cada retratado nos pasea por un abecedario de emociones que deja al lector con la boca abierta, tal que así

ABC di boccacce. Alessandro Sanna. Padova: Kite, 2010

Bueno, no sé si este gesto es precisamente de sorprendido o de ganas de siesta, en cualquier caso, este abecedario derrocha ingenio a cada pliegue: por los personajes, por el color, por su formato, pero sobre todo por aquello que transmite en cada una de sus letras, mayúsculas y minúsculas, letras que nos revelan euforia, tranquilidad, curiosidad, hermetismo, timidez, histrionismo y ganas de reír, muchas ganas de reír.

Observemos de cerca a esta troupe y su maremoto de sentimientos, haremos un viaje ilustrado por la comunicación no verbal en el que seguro que cada lector encontrará pasajeros con los que se sentirá identificado. Adelante, que empiece el desfile de muecas&letras

ABC di boccacce. Alessandro Sanna. Padova: Kite, 2010

ABC di boccacce. Alessandro Sanna. Padova: Kite, 2010

ABC di boccacce. Alessandro Sanna. Padova: Kite, 2010

ABC di boccacce. Alessandro Sanna. Padova: Kite, 2010

ABC di boccacce. Alessandro Sanna. Padova: Kite, 2010

ABC di boccacce. Alessandro Sanna. Padova: Kite, 2010

ABC di boccacce. Alessandro Sanna. Padova: Kite, 2010

ABC di boccacce. Alessandro Sanna. Padova: Kite, 2010

¡Son fantásticos! vibrantes, divertidos, tiernos, todos tienen algo que decir, como la c minúscula que parece el mismísimo Jagger trotando por el escenario mientras canta Start me up. Este acordeón, además de un abecedario, es un espejo para sus lectores, un cristal en el que pueden verse reflejados y descubrir cómo son los demás, en definitiva, otra obra de referencia fundamental para todo aquel que tenga interés en comunicarse con los niños.

Un abecedario de muecas de nenes no podía estar envuelto de cualquier manera, puesto que es una obra única -¿acaso hay alguien ahí que haya usado un abecedario de muecas para sus trabajos de lengua?- y como tal su presentación ha de estar a la altura. Para ello la editora italiana Kite ha convertido el acordeón de más de ocho metros en un mundo de posibilidades, así, con unos sencillos troqueles de corte, los lectores podrán extraer cada letra y darle una segunda vida más allá del libro: en una pared del cuarto, en la biblioteca, en la taquilla, qué se yo...

ABC di boccacce. Alessandro Sanna. Padova: Kite, 2010

ABC di boccacce. Alessandro Sanna. Padova: Kite, 2010

Lleva cubierta de tapa dura para apaciguar a los 8.30 m de pliegues de cartulina estucada mate ¿indomables? ¡no! porque con mucho acierto, sus editores han unido la tripa del acordeón a la tapa con un pequeño cierre de velcro, evitando así que el desplegable se descuelgue de la encuadernación debido a su longitud y grosor del plegado. ¡Fabuloso! eso sí, yo opto por eso de la preservación del patrimonio bibliográfico por lo que dejaré el ejemplar intacto, no haré despiece alguno.

Una tarde que hojeaba álbumes en Loring, un apaisado en rústica grapada llamó mi atención. Era I mobili li porti tu, un álbum con ilustraciones alucinantes en tinta china de un ilustrador que desconocía, Alessandro Sanna. Este particular ilustrado, de Corraini, era un libro homenaje a uno de los iconos del diseño del XX, Dino Davina, del que Sanna nos enseña por dentro la vida del artista, nos hace entrar en su casa y su magia a la hora de transformar un mueble en una obra de arte. Poco después aparecieron dos álbumes con cuentos de Rodari, ilustrados por Sanna: Inventando historias (de Kalandraka) y Tonino el invisible (Zorro Rojo) y hace poco más de 6 meses me topé con Marcovaldo de Italo Calvino (de nuevo ZR)... Alessandro Sanna es un ilustrador al que podremos ver arropando a los grandes: Calvino, Rodari, Melville o David Grossman o como "solista" en trabajos que lo hacen grande como ABC di boccacce, Numeri in testa o Libro sveglio

Sanna es de Nogara, estudió diseño y pintura en Verona y ahora es profesor de la Escuela de Bellas Artes de Bolonia. Sus ilustraciones se han dejado ver en las cubiertas de publicaciones como The New Yorker o Vanity Fair y es el padre ilustrado de Manolito Gafotas en italiano (me quedo con Urberuaga). Obtuvo el Hans Christian Andersen en el 2006 en la categoría mejor libro de arte y en 2009 como mejor ilustrador.

Antes de finalizar el post, me gustaría saber si se han preguntado a lo largo de la reseña la siguiente cuestión: ¿Cómo es de grande este acordeón? ¿cuánto son 8 m y medio? lo han hecho ¿verdad?, pues tomen nota de la longitud de este desplegable con una imagen que despejará cualquier duda. Porque una imagen vale más que mil palabras...


Tumbona Pimm's, Bournemouth


Aquí tienen, una tumbona de 8m y medio de alto, los mismo que nuestro acordeón. Se la conoce como la Tumbona Pimm's, es la más grande del mundo, es real y está en la playa de Bournemouth (costa sur de Inglaterra)


Sigan disfrutando de Sanna, sus muecas y sus trazos en:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...