Las manzanas de Milton & Shirley Glaser


A Milton Glaser le encanta la fruta. Siempre está pensando en peras (Floating pear) y en manzanas. A él y a Shirley, su esposa, les gusta la zuppa di fagioli.

Milton y Shirley Glaser. Milton Glaser, Inc

Shirley y Milton Glaser hicieron tres cuentos juntos (él ilustró alguno más para otros autores como Cats and bats and things with wings, un libro de poemas de Conrad Aichen, al que el New York Times eligió como mejor libro juvenil en 1965). Los de la parejita son: If Apples Had Teeth, 1960; The Alphazeds de 2003 y The Big Race, de 2005.

Hace como 3 años se reeditó en varios países de Europa y en EE.UU el álbum tipográfico The Alphazeds (Las Alfazetas en la edición española de Gustavo Gili) y ahora, recién salido del horno en Portugal y España volvemos a disfrutar del primero de sus libros infantiles: If Apple had teeth (Si las manzanas tuvieran dientes del Zorro rojo/Se as maçãs tivessem dentes a cargo de Bruaá; la reedición en inglés la sacará Enchanted Lyon Books en agosto).

La edición actual tiene pocos cambios en relación a la primera, de Alfred A. Knopf en 1960, edición que llevaba sobrecubierta y lucía en la tapa la manzana. Tal que así:


If Apples had Teeth. Milton& Shirley Glaser. NY: Knopf, 1960 (Fuente de la imagen: Kirkland Books)

If Apples had Teeth. Milton& Shirley Glaser. NY: Knopf, 1960 (Fuente de la imagen: Kirkland Books)

El que fue primer libro infantil de Shirley y Milton, a grandes pinceladas, nos muestra un enorme elenco de animales y algún que otro objeto inanimado en situaciones paradójicas- quería decir, rozando el absurdo- y acompañados de una pequeña rima aclaratoria que en lugar de desembrollar, enreda, dejando al lector con cara de siete y una sonrisa “de oreja a oreja”.

No se asusten, se trata de algo habitual cuando hablamos de nonsense. Para ello el lector ha de prestarse a jugar, dejarse sugestionar por el ingenio de las imágenes y los juegos de palabras. Ya está hecho, a estas alturas del proceso ya deben estar partiéndose de risa al ver a la serpiente-pretzel, a la tortullina, la cerda-bellota o la sopa-orfeón ¿Qué les parece? ¿Saben ya de lo que les hablo?

Si las manzanas tuvieran dientes funciona como el tirón de cuerda que arranca el motor del hilarante e infinito mundo de los Si fuera…, un viaje apasionante a otros mundos que una vez que lo comienzan, ya no hay quien les detenga.



Si las manzanas tuvieran dientes. Milton y Shirley Glaser. Barcelona: Libros del zorro rojo, 2017

Si las manzanas tuvieran dientes. Milton y Shirley Glaser. Barcelona: Libros del zorro rojo, 2017

Si las manzanas tuvieran dientes. Milton y Shirley Glaser. Barcelona: Libros del zorro rojo, 2017

Si las manzanas tuvieran dientes. Milton y Shirley Glaser. Barcelona: Libros del zorro rojo, 2017

La ilustración, llena de texturas y colores sesenteros, nos recuerda con inmediatez a las de John Alcorn y ¡ese zapato!, otro más para añadir al selecto club de “Zapatos Ilustres” entre los que destacan Ungerer, Pacovska, Sasek o el mismísimo Warhol (con su serie de los 80 Shoes, shoes, shoes).

Si las manzanas tuvieran dientes. Milton y Shirley Glaser. Barcelona: Libros del zorro rojo, 2017

Un pequeño apunte: por tratarse de un texto complejo – el nonsense no es en ningún caso el género más sencillo a la hora de traducir- , la parte textual no acaba de bailar con el mismo brillo que en la lengua original, algo habitual en las traducciones de este tipo y más en textos con 50 años de antigüedad, que por muy modernos que fueran los Glaser, es un álbum de gracias de hace medio siglo. En cualquier caso, es una suerte poder disfrutar de nuevo de libros como este. La edición ha sido profundamente respetuosa con la original y el resultado es un álbum fantástico, fíjense sino en los pequeños detalles.


Si las manzanas tuvieran dientes. Milton y Shirley Glaser. Barcelona: Libros del zorro rojo, 2017

Si las manzanas tuvieran dientes. Milton y Shirley Glaser. Barcelona: Libros del zorro rojo, 2017

Para aquellos que descubren el trabajo de los Glaser, contarles que el señor Milton, con su estilo psicodelia, fue fundador junto a Seymour Schwast del famosísimo estudio Push Pin de Nueva York (1954) y poco después de la revista The New York Magazine. Y sí, efectivamente, es el padre de uno de los logos más famosos del planeta: I Love NY (de nuevo con las manzanas a vueltas)

Shirley, también procede del ramo de arte y diseño, es además fotógrafa (no se pierdan las fotos que hizo por Europa a finales de los 50) y una de las artífices de la revista Visual Arts Gallery. Vive con Milton y sus dos gatos, a caballo entre NY y Woodstock (por cierto, si están interesados en la granjita, actualmente está en venta; no es que tenga especial debilidad por los asuntos inmobiliarios de los diseñadores, simplemente es él mismo quien lo cuenta en su página).

Si tuvieran una granja en Woodstock ustedes serían…



Más Milton & Shirley en:

** Las imágenes de la edición de 1960 pertenecen a Kirkland Books (una librería de viejo de Kendal, Reino Unido). Más info en: http://kirklandbooks.com/

Si las manzanas tuvieran dientes. Milton y Shirley Glaser. Barcelona: Libros del zorro rojo, 2017

Comentarios