La importancia de llamarse pimiento

Breve historia del pimiento para uso de la vida extraterrestre.
María Ptqk, Josune Urrutia y Gustavo Puerta Leisse; ilustraciones de Elena Odriozola. [s.l.]: Gabinete Sycorax, 2015


La próxima vez que vayan a utilizar la expresión "me importa un pimiento", piénsenselo. Definitivamente la etimología ha dejado a este hortaliza en muy mal lugar y ya era hora de que se le hiciera justicia. Asociar al pimiento con la falta de interés es inversamente proporcional a la propia naturaleza del pimiento, y si no atrévanse a quitarle una piperra a un vasco o un chile habanero a un cocinero mexicano, a ver qué pasa. El pimiento es una entidad de gran trascendencia en el reino vegetal.

"Pese a que el pimiento se considera en casi todos los rincones del mundo como un alimento banal, constituye un ejemplo paradigmático de la manera en que los vegetales viven y se transforman en el entorno terrestre. Es una especie viajera, resistente y de alma migrante que, con su extraordinaria capacidad de adaptación –expresada en numerosas variedades de tamaño, color, forma y sabor–, ha sabido aclimatarse con éxito en todas las regiones templadas y tropicales del globo." o eso es al menos lo que afirma la cúpula del Gabinete Sycorax, un colectivo especializado en el estudio exhaustivo del capsicum annuum.

Breve historia del pimiento para uso de la vida extraterrestre.
María Ptqk, Josune Urrutia y Gustavo Puerta Leisse; ilustraciones de Elena Odriozola. [s.l.]: Gabinete Sycorax, 2015

Breve historia del pimiento para uso de la vida extraterrestre.
María Ptqk, Josune Urrutia y Gustavo Puerta Leisse; ilustraciones de Elena Odriozola. [s.l.]: Gabinete Sycorax, 2015

No se trata de ponerse catastrofista, pero seguro que estamos de acuerdo en que el planeta no pasa sus mejores días y que tal y como está el patio, caminamos juntos y de la mano hacia la extinción de la que Julián Siniestro nos hablaba ya a finales de los 80. Nos vamos a extinguir, queridos lectores. Por suerte, una serie de cabezas pensantes e ilustradas se vieron obligadas a poner en marcha un plan para que la memoria de nuestro planeta no se esfume, para lo cual y en absoluto secreto, el 10 de agosto de 2056 enviaron al espacio exterior un banco de semillas de la especie vegetal conocida en la Tierra como "pimiento".

El envío no tenía mayor propósito que dejar constancia de la riqueza biológica del planeta Tierra y favorecer el futuro desarrollo de especies vegetales adaptadas a la vida extraterrestre. Breve historia del pimiento para uso de la vida extraterrestre, el libro del que hoy voy a hablarles, es el manual que acompañó a las semillas en su misión.

Breve historia del pimiento para uso de la vida extraterrestre.
María Ptqk, Josune Urrutia y Gustavo Puerta Leisse; ilustraciones de Elena Odriozola. [s.l.]: Gabinete Sycorax, 2015

Breve historia del pimiento para uso de la vida extraterrestre.
María Ptqk, Josune Urrutia y Gustavo Puerta Leisse; ilustraciones de Elena Odriozola. [s.l.]: Gabinete Sycorax, 2015

La nave portadora de las semillas y toda esta parafernalia de cuadernos y dibujos fue la Shenzou XIII, y su tripulación la formaron María Ptqk (productora e investigadora cultural en el campo de las artes visuales), Gustavo Puerta Leisse (fundador de la Escuela Peripatética de Literatura Infantil), Josune Urrutia (ilustradora y cuadernista) y Elena Odriozola (pues eso, nada que vaya a contarles de ella que ya no sepan).

Breve historia del pimiento para uso de la vida extraterrestre es una panorámica sobre el papel que ha desempeñado el pimiento en la sociedad y el tipo de relación que une al hombre con las especies vegetales. La portavocía de tan revolucionario proyecto argumenta: "En un momento en el que los debates científicos sobre climatología, ecología y medioambiente sugieren nuevas amenazas y urgencias, esta obra sugiere una mirada menos antropocéntrica sobre nuestra propia supervivencia."

Un paseo por la historia del pimiento a lo largo de los seis últimos siglos en los que podremos observar los avances de la biología, la horticultura, la nutrición, la gastronomía y por supuesto, las técnicas culinarias. Uno de los apéndices del manual se centra en el estudio pormenorizado de las variedades picantes, en concreto el ensayo de Gustavo Puerta, Estados alterados del picor: una disertación masoquista, donde el autor nos advierte de asuntos como que el picante no es un sabor, sino un dolor, sí un dolor, ya que:

"La impresión de picor no es captada por las papilas gustativas, sino por las terminaciones nerviosas. Cuando ingerimos un alimento picante, la capsaicina irrita estos receptores. El modo como nuestro cerebro procesa esta información es erróneo: responde como si nos estuviéramos quemando, cuando en realidad no es así. De allí que busquemos agua para apagar el calor (lo cual, dicho sea de paso, es contraproducente)."

¿Agua? ¡Error! no vayan a contarme que no conocen la regla de oro: Si pica... miga de pan a discreción.

Breve historia del pimiento para uso de la vida extraterrestre.
María Ptqk, Josune Urrutia y Gustavo Puerta Leisse; ilustraciones de Elena Odriozola. [s.l.]: Gabinete Sycorax, 2015

Breve historia del pimiento para uso de la vida extraterrestre.
María Ptqk, Josune Urrutia y Gustavo Puerta Leisse; ilustraciones de Elena Odriozola. [s.l.]: Gabinete Sycorax, 2015

Breve historia del pimiento para uso de la vida extraterrestre.
María Ptqk, Josune Urrutia y Gustavo Puerta Leisse; ilustraciones de Elena Odriozola. [s.l.]: Gabinete Sycorax, 2015

El manual de la Shenzou XIII se compone de un cuaderno central y tres cuadernillos ademas de cuatro láminas ilustradas, todos impresos en risografía a 4 tintas en Munken Lynx en el Estudio Raum Press de Salamanca. Su tiraje fue de 500 ejemplares numerados y el que ven en estas imágenes es el número 370.

Aquí les dejo con esta particular pieza, más cercana al concepto libro-objeto o al libro de artista que al habitual libro de cocina, que a mi entender, debería estar en las estanterías de todo aquel que guste de la edición, la ilustración y por supuesto, de los pimientos- tanto si pican, como si non-.


Sigan la ruta del pimiento en:

Comentarios

  1. Hola P.! Nos encanta tu post! Muchas gracias. Solo aclarar que la ilustradora del libro es Josune Urrutia, Elena Odriozola se ocupó de una de las láminas como ilustradora invitada pero el resto (todo el libro, los caudernillos, posters, portada) son de Josune, que te recomiendo: http://josunene.com/ Un saludo! Pimientero, claro ;.)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María, me alegra saber de tu paseo por la Pequeña Ciudad y de que hayas disfrutado de nuestra tapa de "pimientos ilustrados".
      Enhorabuena por el proyecto a los 4, y sí, sabía lo de Josune ( puedes ver que aparece en todos los pies de foto y en el texto) pero la debilidad por la Odriozola, vieja conocida de la casa, es la que trajo ese libro a la ciudad y supongo que de alguna manera, se nota, sí.
      En cualquier caso, lo dicho, enhorabuena a todos por este ensayo sin precedentes.

      Salud y pimientos de Padrón!

      Eliminar

Publicar un comentario